El Centro Deportivo especializado en la fuerza y el entrenamiento funcional

Sideropolis 1998: 20 años y lo que nos queda

¡Cumplimos 20 años! 20 años de trabajo, de dedicación, de entrega, de duro entrenamiento, de campeones. 20 años volcados con el deporte. 20 años de ilusión, de buenos momentos. Muchos. Y alguno malo, también. 20 años de recuerdos insuperables. 20 años de pelear por objetivos, de lograrlos, de disfrutarlos. 20 años compartidos con vosotros. 20 años haciendo realidad entre todos este proyecto, este sueño. Y aquí seguimos. Con la misma energía o más que entonces. ¡A por otros 20! ¡Mil gracias por formar parte de una u otra forma de nuestra historia! ¡Fuerza!

 

Primeras instalaciones, en la calle San Emilio. Sideropolis abrió sus puertas en agosto de 1998. En septiembre fue la inauguración oficial.

Desde el primer día, apuesta por material olímpico. Éste era el aspecto de la sala de musculación.

Desde la misma recepción, uno sabía que entraba a un gimnasio diferente, que iba más allá de la musculación que predominaba en las instalaciones de la época.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Fue el segundo emplazamiento de Sideropolis. En la calle Hermanos Gómez. Supuso un salto enorme, sobre todo en espacio. Una gran etapa, en la que Sideropolis se convirtió en referente en entrenamiento de fuerza e intensidad. Tanto es así,que todavía hay gente que llega por allí pensando encontrarnos…

Pese al enfoque más comercial, lógico para unas instalaciones de esas características, los deportes de fuerza contaron con su espacio. Es más, Sideropolis aprovechó su infraestructura para organizar campeonatos y torneos de distinta índole: strongman, halterofilia, powerlifting, agarre, lucha de brazos…

Otra de las cinco salas de entrenamiento con las que contaba Sideropolis en la planta alta de sus instalaciones en Hermanos Gómez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Lejos del concepto de gimnasio comercial, Sideropolis regresó a sus orígenes, en una clara apuesta por la vertiente puramente deportiva y de competición que siempre nos ha acompañado. Y lo hizo en la calle Esteban Collantes. Estaba claro que era posible un modelo de centro deportivo así. De hecho, muy pronto se quedó pequeño.

En Esteban Collantes reconvertimos el clásico gimnasio de máquinas de toda la vida en un centro deportivo en el que poder llevar a cabo nuestra línea de trabajo de entrenamientos de fuerza e intensidad enfocado a la competición y a todos los que quieren entrenar en serio para conseguir sus objetivos, ya sea desde adelgazar o tonificar a, por poner sólo un ejemplo, ganar potencia de salto y velocidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Así, en 2015, abrimos las puertas de nuestras actuales instalaciones, en la calle Ascao 41. Más de 700 metros cuadrados, con tienda especializada, destinadas al entrenamiento y a la formación.

¿Creías que era un mito? Pues no, el famoso suelo rojo de Sideropolis existió antes de dejar paso a las actuales tarimas de entrenamiento.

En una clara apuesta por el deporte y la competición, Sideropolis alberga campeonatos locales, regionales y nacionales de halterofilia, powerlifting y kettlebel sport.

Una de las actividades que desarrollamos en Sideropolis es la formación, con cursos oficiales dirigidos a deportistas y entrenadores. Una clara apuesta por el crecimiento integral de los deportes de fuerza.

Y así es hoy Sideropolis, con idéntica ilusión a la del primer día, pero con la experiencia de 20 años dando lo mejor de nosotros mismos para conseguir lo máximo de ti, sea cual sea tu objetivo.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*