El Centro Deportivo especializado en la fuerza y el entrenamiento funcional

¿Es posible comer más y adelgazar?

Gente que come como una lima y que está delgada. Tiene su explicación. Como también gente que no come tanto pero no consigue adelgazar. Adelgazar, ese más que reto una obsesión. Ha pasado el verano y, como ocurre cada año, piensas que no estaría de más bajar algo de peso. Has comido un poco más de la cuenta, te has relajado demasiado y has subido unos kilos. Incluso, al compararte con otra gente en la playa, reconoces que te gustaría una mejor figura. Y siempre ocurre lo mismo. No lo consigues. ¿Quieres romper esa dinámica? Sí, es posible.

No es un milagro. Comer mejor es importante. Pero la clave es entrenar. Ana García Moreno escribe en El País un artículo con el título ‘Las razones por las que yo no consigo adelgazar y tú no puedes engordar’. De ese texto interesante y que os animamos a echar al menos un vistazo, destacamos lo referido al metabolismo. Esa famosa frase que habremos oído alguna vez a quien come como si no hubiera un mañana y no se le pega la carne a los huesos, la de «tengo el metabolismo rápido». Y por ahí van los tiros.

La tasa metabólica basal son las calorías que el cuerpo quema en reposo a causa del funcionamiento de sus órganos. Supone el 75% del gasto energético en sujetos sedentarios, o el 60% en el caso de aquellos que hacen ejercicio con frecuencia.

Así que el secreto es incrementar esa tasa metabólia basal.

Núria Vilarrasa, especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Bellvitge (L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona) y coordinadora del Grupo Obesidad de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), enumera los factores que contribuyen a la aceleración: «A mayor masa magra o muscular, mayor es el gasto energético en reposo».

Entonces, ¿hay algo que sí funcione y que podamos controlar? «Aumentar la masa muscular», propone Juan del Coso, director del Laboratorio de Fisiología del Ejercicio en la Universidad Camilo José Cela (Madrid). «Se trata de una estrategia que ya recomienda el Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM) a personas con sobrepeso, pues es una forma de gastar energía durante las 23 horas al día en que no se hace deporte». Y moverse. Ojo: la actividad física (movimiento a secas) representa el 30% del gasto energético en individuos activos.

El ejercicio planeado -continúa el artículo- es la estrategia más rentable a la hora de perder peso (nada para adelgazar como empapar la camiseta).

Hay cinco factores que, según el investigador especializado en obesidad Claude Bouchard, predisponen al sobrepeso: 1. Poca masa muscular. 2. Falta de ejercicio. 3. Bajos niveles de testosterona. 4. Tardar más en saciarse debido a las hormonas. 5. Que el cuerpo genere más energía a partir de la glucosa y no de la grasa. De estos, los dos primeros se pueden regular pagando religiosamente la mensualidad del gimnasio -ojo, el primer mes no se nota gran cosa-.

Entrenar, además, es el único modo seguro que avala la ciencia para acelerar el metabolismo. Bien es cierto que a partir de los 25 años tendemos a perder músculo, así que, cuanto antes, mejor. Por ese motivo, con edad avanzada no se pueden esperar milagros, pero la mejora física con el ejercicio es evidente. Tampoco estará de más, lógicamente, vigilar lo que comemos. Sin obsesionarnos, con una alimentación variada e intentando evitar lo que sabemos que engorda.

Además, entrenar no sólo te va a poner en forma y mejorar tu salud. También va a conseguir que tengas mejor ánimo, te veas mejor.

Conclusión: para acelerar el metabolismo, algo clave para adelgazar o para comer y no engordar tanto, hay que aumentar la masa muscular. Y para conseguirlo, lo más indicado es el entrenamiento de fuerza, el entrenamiento con cargas. Y en este punto somos expertos. Desde 1998 ofrecemos entrenamientos de fuerza e intensidad personalizados. Es decir, con los ejercicios que mejor te van a ir para conseguir tus objetivos y explicados pormenorizadamente y adaptados a tu nivel. Optimiza tu tiempo. Y tu bolsillo. 39,95€ al mes. No prometemos milagros. Pero sí vamos a ayudarte a que tú los consigas. Y sin aburrirte con rutinas tediosas que no ayudan a lograr los resultados deseados. Porque sí, mejorar es posible. Comer más, sin pasarse, y adelgazar, también.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*